miércoles, 23 de julio de 2014

Cut. Grow. Repeat.


Por fin me corté el cabello. Tampoco fue tanto tiempo, creo que la última vez fue en marzo, así que solo aguanté 4 meses. Adiós a mi sueño de traer un afro estilo Fellaini, no tuve suficiente paciencia. Igual y en el futuro me lo aviento, ahora mi objetivo es crecer una barba, pero bien crecida, cuidada y todo.

martes, 22 de julio de 2014

Dog breed master race

En uno de esos tests ridículos del Internet, me salió que yo sería un pastor alemán:


Es especialmente gratificante, cuando a tus amigos les han salido bulldogs, french poodles y perros salchicha.

Tal vez nunca lo he dicho, al menos no por aquí, pero los french poodle son mi raza favorita. Encuentro su pelo chino súper divertido, y son más o menos inteligentes. También, una vez se me perdió un poodle que quería mucho, tal vez eso tenga que ver.

lunes, 21 de julio de 2014

Que bueno que no te gusto

Lo más seguro es que la gente que es soltera si identifique este sentimiento, y uno que otro emparejado tal vez se acuerde. Si lo está viviendo en este momento, pobre de él/ella.

Hablo de esa presión en cada relación de amistad que llevas con las personas que son "parejas potenciales". Cuando eres soltero/a, cada amistad que tienes con una persona del sexo que te atrae, te puede generar una angustia y un estrés muy marcado, o puede hacer difícil de interpretar la convivencia con esas personas.

"¿Por qué se lleva así conmigo? ¿Por qué dijo eso? ¿Por qué estamos compartiendo esto? ¿Debería comportarme mejor con esa persona? Igual y podríamos tener algo, y mi actitud o manera de responderle lo está evitando. Pero si no le gusto, voy a generar una situación súper incómoda. Oh fuck, y aquí viene otra muchacha nueva, ¿será mi tipo? ¿será interesante? ¿valdrá la pena buscar una amistad con ella?"

Y muchos otros pensamientos embrollosos que pueden volver medio complicadas las relaciones, como si de por si los humanos no fuéramos tan raros, tienes que andarle atinando si esa persona quiere algo contigo, o peor, deducir si tú quieres algo con esa persona. Seguramente se nota que es una sensación que todavía me cuesta mucho aterrizar y mucho más escribir, pero síganme un poquito el rollo.

Hoy una "potencial pareja" me dijo de otra persona que le gusta mucho pero nomás no la hace en el mundo. Uffff, me sentí súper aliviado. En cuestión de segundos tiras a la basura todas tus teorías e ideas de posibles futuros, y lo cambias por una persona con la que puedes convivir tranquilamente, ya sin miedo a asustarla o llevarle la contra, sin miedo a alejarla de tu vida. Y la relación se vuelve mucho más ligera porque hay menos peso imaginario encima, tu mente.

No sé si otras personas sientan así, pero recuerdo que cuando me puse con Edita, noté que la manera en que me relacionaba con otras mujeres, y sobre todo, nuevas mujeres, había cambiado. Era como si ya no les tuviera tanto miedo, porque sabía que ya tenía a Edita, una persona que ya había aceptado a mi auténtico yo y planeaba andar conmigo un buen rato. Si ahuyentaba a las mujeres, no estaba solo. Y hasta me hacía más amigas, las veía diferente, simplemente como las impresiones inmediatas que me llegan a la cabeza, sin buscar significados ocultos, o señales, signos de apareamiento, y todas esas locuras que los que dicen saber de estos temas se la pasan diciendo.

Creo que no está del todo bien que reaccione de esta forma. Debería ser yo mismo siempre y decirle a la gente lo que opino, aceptando que muchas veces puedo caerle mal a las otras personas, pero entendiendo que la fucking vida así es. No andas escondiendo tus ideas hasta que encuentras alguien a quién no le parecen tan extrañas. Las echas a la cajuela, te las llevas de road trip por la vida y a ver quién más se quiere subir al carro.

Saber que no le gustas a esa persona es liberador. Andar con la incertidumbre es una tortura.

domingo, 20 de julio de 2014

Cool kids belong together


Está bien, mi hermana tiene los gustos y disgustos más raros del mundo, pero es bien awesome. No a cualquier persona la llevas a la comida hindú, luego la nueva de Planeta de los Simios, para terminar en la casa con pizza, Mario Kart 8 y Memento.

Además de que nos echamos las mejores pláticas discutiendo los contenidos que consumimos, desde animes hasta vídeos de YouTube. Ivy es bien chila, y aunque a veces yo crea que las cosas son por un lado y ella por otro, me encanta que sea así.

sábado, 19 de julio de 2014

A tope de comida japonesa

Pues si, parece que Ivy solo vinos comer comida japonesa. No importa, está contenta y para eso es el viaje. Prácticamente solo quiere comer y jugar 3DS.




viernes, 18 de julio de 2014

¡Llegó Ivy!

Y es la turista más rara que jamás me ha visitado.

Prácticamente solo viene a comer ramen del Peko Peko. Yo entiendo, es buenísimo, pero creo que tengo demasiado entrañado en mí el turismo tipo madrugas y desvelarse, aprovechando cada segundo al máximo. Ivy dice que quiere despertarse tarde y desayunar hot-cakes en la casa.

Yo sé que es rara. No come fresas ni cítricos, ni cosas enchilosas ni chamo, ni bebidas calientes ni almendras. Y eso es de lo que me he enterado en las últimas 4 horas y media. Pero pues ya por fin vino hasta acá, y dice que no quiere andar viendo edificios ni nada de eso.

Pues bueno, por un lado está muy bien porque no tenemos carro, y no alcanzamos boletos del Tequila Express. Ahorita Ivy está ya acostada jugando 3DS porque dijo que ya estaba cansada. Creo que tenía más ganas de Tequila Express yo que ella, pero al menos será fácil dejarla satisfecha en este viaje.

jueves, 17 de julio de 2014

El Cheesecake Factory de Plaza Galerías

Hoy fue la inauguración oficial, así que fui con Héctor, Rocío e Isma. No sabía en qué me estaba metiendo.

Relajadamente vi la carta y sus más de 200 opciones. Qué bonito, variedad. Pedí un té negro helado, y disfruté los calamares fritos que mis amigos pidieron de entrada antes de que yo llegara. El lugar es bien bonito, y las empleadas todavía más. En serio, no podía creer lo bonitas que eran todas.

Llegó la mesera para tomar nuestra orden de comida, y pedí la macaroni and cheese burger. Estaba en un restaurant que celebraba el americanismo, y yo iba a participar de manera seria en la celebración. El lugar estaba llenísimo, la fila de espera era de 20 minutos aproximadamente. Yo creo que por eso se equivocaron como cuatro veces, llevándonos platillos que nunca pedimos, principalmente cheesecakes. Hubo una ocasión en que la mesera era tan bonita, y el cheesecake se miraba tan bueno, que no supe a cuál mirar, y mucho menos qué decir.

Luego llegó mi comida, que se veía así:


Wow. Neta wow. Bonita presentación, con todo ese queso chorreando y los vegetales ordenaditos. Dejé los pepinillos aparte para disfrutarlos con las papas, y le puse cebolla y tomate a mi hamburguesa, que quedó con una altura ridícula, en serio. Me estaba riendo ante lo ni al caso de la forma de mi hamburguesa, que además estaba derramando queso. Pero todo cambió a la primera mordida.

Fue como abrir una puerta nueva en un árbol de decisiones que ya había explorado muchas veces. Como si dos neuronas que toda la vida habían sido en mi cerebro, por primera vez tuvieran un intercambio electroquímico de información. Fue clásico, pero revelador. Fue increíble.

Puedo decir, fácil, que es la mejor hamburguesa que he comido en mi vida. La carne era buenísima, en serio. Tardé mucho en acabarla, y cada que la volvía a morder no podía creer lo buena que era. Como si fuera simplemente imposible que fuera tan buena, pero cada mordida me decía que si, era realidad, estaba bien pinche buena. De repente me sentí en un estado súper pleno, la música era la adecuada, los sabores fantásticos, las meseras guapísimas. ¿Quién chingados soy yo para estar aquí, comiendo esta ridiculez de hamburguesa que, encima de estar buenísima, tiene pinches macarrones con queso derramándose? ¿Cómo fregados se me permite este capricho, esta insensatez absurda?

Y en ese momento me perdí a mi mismo. Ya no estaba invirtiendo mi dinero en buena comida, estaba invirtiéndolo en una experiencia maravillosa. Mis oídos, mi vista, mi gusto, estaban colmados de buenas sensaciones. Hasta la plática con los de la mesa era buenísima. Ya, Cheesecake Factory, tu ganabas, y yo estaba feliz de darte todo mi dinero. Hasta te compré un pinche cherry cheesecake de 120 pesos, para llevar. Para poder compartir mañana con Ivy un poquito de tu grandeza.

Terminé pagando 367 pesos por el té, los calamares, la hamburguesa, el cherry cheesecake, la propina, y una sensación increíble de "sea lo que sea que estoy haciendo en la vida, está funcionando cuando puedo comerme esa pinche ridiculez de hamburguesa". Voy a volver a ir, a más tardar en octubre, cuando tengan el pumpkin pie que solo tienen en temporada.

What have you done, America?

miércoles, 16 de julio de 2014

¡Feliz cumpleaños número 8 blog!

Yep, hoy, en la entrada #846 del blog.

8 años de escribir aquí por razones que van desde que necesito atención hasta que algunos días no me sentía tan bien. 846 oportunidades de gritar en Internet y que no todo mundo me pele. Lo más increíble es que hay personas que muy probablemente han leído desde la primera entrada. Mis respetos a ustedes.

Seguramente en esos 8 años de entradas hay un montón de cosas que ahorita podría leer y me darían una vergüenza enorme. Seguramente en otros 8 años voy a estar riéndome de esta entrada celebrando 8 míseros años. Espero seguir documentando todas las tonterías que se me van cruzando por la vida, aunque no le sean importantes a nadie más que a mí, durante varios años más.


martes, 15 de julio de 2014

Falta de inspiración

Hoy no tengo inspiración para escribir, ni alguna cosa medio interesante que compartir para excusarme y salirme con la fácil.

El trabajo estuvo bien. Tuve cambio de lugar, y ahora estoy prácticamente en frente de mi jefa. No me molesta, puedo estar checando si está o no está. El tipo que se sienta atrás de mi tiene un muñequito de Garrus de Mass Effect y otro de Link, así que al menos en videojuegos tiene buenos gustos. Creo que ya estoy bien ambientado en HP, todavía no sé hacer todo lo que tengo que hacer, pero ya sé bien a quién preguntarle.

Creo que ahorita estoy muy calmado porque lo que quiero es que ya llegue Ivy y pasar el fin de semana con ella. No va a estar Héctor, así que no habrá carro, así que le va a tocar caminar, lo cual no está mal, así hay más chance de ver bien la ciudad y todo. Aunque todavía no sé qué quiere hacer, más allá de ir a comer al Peko Peko y al Uma Uma.

En el 3DS estoy jugando Inazuma Eleven, que es como los Super Campeones, y en el PSP Peace Walker, que aunque es una bonita experiencia de MGS en portátil, las peleas contra los jefes no me han gustado nada. En el Wii U debería pasar el Wonderful 101 ya pronto, por fin. La historia ya dio como 3 vueltas, así que no creo que le quede mucho más.

Todavía traigo algunas secuelas del viaje a SLP, sobre todo de sueño. También, creo que ya me decidí sobre si contactar o no la muchacha que me presentaron y con la que baile. He decidido que mejor no.

Mañana es un día especial, voy a escribir sobre eso. Por hoy, ya no sé qué más contar.

lunes, 14 de julio de 2014

Foto para los nietos

¿Ubican esa foto que todos tenemos de nuestros abuelos o bisabuelos, medio mal tomada por la tecnología en pañales, y que te llena de nostalgia? Bueno, si pudiera escoger esa foto para el futuro, sería esta:



Hacía mucho que no me vestía tan formal, creo que ya lo manejo un poquito mejor. Lástima que seguramente tendrán acceso a todo mi perfil de Facebook e Instagram y se darán cuenta que he subido más fotos de cómida y videojuegos que de mi cara.