domingo, 1 de marzo de 2015

"I enjoy writing these tasks lists and then finishing them"


Los domingos pueden ser igual de organizados y activos que cualquier otro día de la semana, solo hay que escoger las actividades correctas. Ayer pasé tanto tiempo fuera de casa que ya sentía necesidad de tocar base y organizarme.

Al final no hice todo. Decidí mejor jugar un rato de Okami, un pendiente que he traído toda la semana, y luego dormirme. Ya mañana correré.

sábado, 28 de febrero de 2015

Mi noche del sábado en rides y check-ins






Bueno, fue una noche bastante movida. Lugares y personas desconocidas. Creo que hace un año esto me hubiera dado mucho miedo y flojera. Ahora aguanté con tal de ver que salía de todo esto. Meh.

viernes, 27 de febrero de 2015

How do you deal with failure?

Hoy perdimos en el torneo de fútbol de HP, y me da un poco de coraje. Pensando en cómo reaccionar ante esta especie de "herida mental", me puse a pensar cómo reaccionar y curarme a mí mismo.

He intentado tratar de aprender lo más que pueda de este fallo, y comer. Comer mucho y lo que se me antoje. Comí atún, una dona, avena, y cerveza.

Heridas mentales guys. For real.

jueves, 26 de febrero de 2015

Forever Estudihambreingenierobecadoforaneointern

Hoy, camino a una de las salas de juntas, nos cruzamos con un carrito lleno de sobras botanitas. Como que lo dejaron ahí afuera en lo que terminaba una junta muy importante y tal. Nos fuimos a nuestra junta en otra sala e hicimos algunas bromas sobre el carrito.

A la vuelta, asaltamos unos totopos con guacamole que estaban prácticamente intactos. Los totopos estaban crujientes, el guacamole rico. Todos ganamos.

Uno pensaría que ya de egresado y empleado tiempo completo se irían varias mañas de la carrera. Noup, forman parte del resto de tu vida.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Taylor Swift - Style


Esta canción me gusta. Demasiado. Igual y Taylor Swift pone de moda el pop monótono. No tengo problemas con eso.

martes, 24 de febrero de 2015

Tengo una wild tech opinion

HP debería comprar Pebble.

Vendan el Pebble, que sería el de plástico barato para jóvenes, los que solo tienen curiosidad, los que no saben tanto de tecnología, y los developers que necesitan test units.

Vendan el Pebble Steel, de metal, un poco más sofisticado.

Vendan el Pebble Jewel de turbo lujo y fashion.

De paso, crean una plataforma de wearables que se integre de alguna manera en todo el new style of IT y enterprise services y cloud y security y esas cosas que son el futuro.

Y hagan que funcione con todo bajo el sol, Androids, iOS, Windows, computadoras, carros, teléfonos, máquinas de espresso, TODO.

Opinión personal mía de mi que obviamente nunca va a pasar, pero de verdad lo quiero.

lunes, 23 de febrero de 2015

Oscars

Ayer no vi los Oscars. Sentí que no tenía necesidad de enojarme con el aire en caso de que no premiaran de acuerdo a mi opinión.

Resulta que aunque si los hubiera visto, igual y no me hubiera enojado tanto. La mayoría me parecieron acertadas, aunque no he visto todas las películas ni cuenta con bases para opinar en cada categoría. Lo único que me enojará por siempre es que ganara Big Hero 6 en una competencia donde ni siquiera figuraban Lego The Movie y The Book Of Life.

domingo, 22 de febrero de 2015

Mi paranoia solitaria más reciente

Hace no sé cuánto escribí sobre lo complicada se vuelve la vida cuando nadie te evalúa y tu mismo tienes que ser primer y único crítico. Creo que eso ha evolucionado, y ahora me estreso y me comen un ansia bien pesada cuando no estoy haciendo algo.

Bien dicen que una mente ociosa es el patio del diablo (o algo así), y básicamente, si no estoy en el trabajo con un montón de cosas manteniéndome ocupado, o en la cancha de fútbol pensando y moviéndome, o mínimo en clase de alemán, siento que estoy desperdiciando tiempo. No me sentía así desde la universidad, cuando llegaba a encontrar un oasis de tiempo libre entre tanta presión, y en vez de disfrutarlo y relajarme, me consternaba porque a lo mejor había olvidado algo, o peor, podría estar adelantando otra cosa.

Todavía no decido si me estreso demasiado o no me estoy ocupando lo suficiente. No sé si debo aprender a relajarme mejor o quiere decir que todavía tengo energías y tiempo que no estoy invirtiendo en algo. Hoy hice algo que más o menos me ayudó a sentirme bien conmigo mismo: Utilicé esta técnica que vi en Lifehacker para decidir 3 cosas que me harían sentir bien conmigo mismo al final del día, una que tengo que hacer, otra que debería, y otra que quiero. Not bad, pude atender algo del trabajo, checar lo de buscar casa, y jugar videojuegos. Voy a intentar llevarla a diario para recordarme a mí mismo todos los días que si estoy haciendo cosas y avanzando poco a poquito.

sábado, 21 de febrero de 2015

Pinche Mati

Una foto publicada por Fernando Celaya (@putrick) el

Lo voy a extrañar. Su fallecimiento fue accidentado, y recibí la noticia en un momento en que me sentía muy solo. No me cayó nada bien, me afectó mucho más de lo que hubiera pensado.

viernes, 20 de febrero de 2015

Futureando: La comida perfecta

Esta es una idea que siempre me gusta plantearle a la gente porque genera debate bien interesante:

Imagina que existe una especie de avena/pasta que es nutricionalmente perfecta, y también sacia el hambre de manera perfecta. Algo así como el "trigo rico" de The Matrix o el pan de lembas de El Señor de los Anillos. Es práctico pues se cocina muy fácil y también se transporta sin muchas dificultades, pues no necesitas grandes porciones para una comida completa. No sabe a nada, solamente es una avena/pasta que te mantiene perfectamente sano y satisfecho.

Pero para acceder a esta comida, debes renunciar a comer cualquier otra comida por el resto de tu vida.

Toda la vida, solo comer esa avena/pasta insabora y perfecta. ¿Lo harías?

Primero, mi opinión: Si lo haría. De hecho, lo deseo desesperadamente. Creo sinceramente que las ventajas fácilmente sobrepasan las desventajas de la idea. ¿Me estás diciendo que nunca voy a tener que volver a gastar tiempo en el mandado, en un restaurante, en pensar qué comer, en antojos repentinos? ¿Nunca más voy a tener que preocuparme por contar calorías y carbohidratos y grasas y la fregada? ¡A lo mejor ni siquiera necesitaría preocuparme por la higiene y salubridad de mis alimentos!

Sinceramente mis motivos si van por el lado de simplificar y agilizar mi alimentación. Obviamente, los cambios que ocurrirían serían interesantísimos, desde ya no necesitar "hora de la comida", hasta a lo mejor tampoco necesitar mis dientes. Cuando lo discuto con otras personas, siempre sacan más cambios raros de los que yo no me había dado cuenta:

-La industria alimenticia cambiaría radicalmente, los restaurantes no existirían, probablemente ni las granjas, o serían muy especializadas hacia las materias primas de la avena/pasta.

-Tampoco serían necesarias las marcas de avena/pasta, pues no habría diferenciación entre los productos.

-Muchas culturas se llevarían un impacto muy duro, pues la comida es algo que los identifica de manera muy fuerte. ¿Se imaginan México sin tacos, Japón sin sushi,  Alemania sin salchichas?

-Otro aspecto cultural sería que muchas interacciones sociales se llevan a cabo alrededor de la comida. Bye bye pasteles de cumpleaños y cenas navideñas, por ejemplo.

-Si resulta que en el trabajo no necesito la hora de la comida, ¿me dejarían salir más temprano o simplemente no existiría ese descanso y trabajaríamos más?

-¿Cómo haces marketing o publicidad de una comodidad que todos dan por hecho? Por algo no tenemos comerciales de la luz o el agua, es algo que esperamos por default en nuestras vidas y no necesitan vendérnoslo.

La mayoría de los que no apoyan la idea comparten algunos puntos, pero siempre el más repetido es el del sabor. Dejar ir los sabores es algo que no vale la pena para ellos. Entiendo de dónde vienen, y los sabores pueden ser muy subjetivos y complicados. Este es uno de los puntos donde siempre nos dividimos pues unos valuamos más otras cosas.

Cuando se lo dije a mi mamá, se disgustó como si le hubiera dicho que me voy a arrancar la cabeza para ponerla en un cuerpo de robot. Hubo comentarios como "¿por qué renunciarías a algo que te hace humano?", y también decía que quitarnos de encima el tiempo de comer no terminaría en tener más tiempo libre para atender otros intereses, solo nos haría "más máquinas".

Igual, es una pregunta polarizante y que a todos les genera ruido. Por ahora, yo tengo muchísimas ganas  de probar esto.